12 Mitos sobre el costo del seguro de un auto

Checa si tu vehículo tiene multas rellenando tres datos

Datos enviados, revisa tu correo, ahí podrás revisar la información solicitada.

12 Mitos sobre el costo del seguro de un auto

“El seguro para autos rojos es más caro”.

En México hay tal nivel de desinformación sobre los seguros de auto que muchas veces la gente los cree.

Esto provoca que al comprar un seguro, consideres factores que en realidad no afectan el precio de la cobertura.

Además, los mexicanos contratamos una póliza basados en recomendaciones, más que en consultar a un asesor de seguros. Esto ocasiona que tomen fuerza estos mitos y, al momento de contratar, vienen las decepciones porque la póliza no funciona como dijo la persona que la recomendó y que, de paso, tampoco sabe cómo operan sus cláusulas.

Para romper este círculo vicioso, en ARCA queremos ofrecerte información de fuentes confiables para que sepas exactamente cómo usar un seguro de auto y puedas aprovechar al máximo su cobertura. Ese es nuestro compromiso como una opción confiable para que encuentres la póliza que más se adecúe a tus necesidades.

Por eso, te mostramos los mitos y realidades más comunes sobre los seguros de auto.

Lo primero que necesitas saber es que el precio de tu póliza a está relacionado con varios factores como tu perfil de conductor, el tipo de vehículo y el lugar donde circula.

Antes de contratar o renovar tu póliza, te conviene conocer estos 12 mitos acerca del costo de seguros para autos:

1. El seguro para un auto rojo es más caro

Una idea totalmente falsa. El color de un auto no implica un riesgo mayor de accidente o robo. De hecho, los expertos aseguran que los colores vivos y brillantes reflejan mejor la luz y son más visibles.

Sin embargo, esta creencia se relaciona con otro factor que es cierto: los jóvenes eligen colores llamativos para sus coches.

Un seguro para conductores de estas características es más caro por su inexperiencia al volante y no por color determinado.

2. Los seguros de auto son un gasto excesivo e innecesario

En realidad es más caro no tener un seguro. En varias ocasiones hemos hablado de los costos que implicaría no tener un seguro vehicular, tanto financieros como legales. Incluso mencionamos otras ventajas que implica contar con la protección de una aseguradora, por ejemplo si necesitas un servicio de asistencia mecánica o una grúa.

Estos son factores que la gente normalmente no reconoce, pero que forman parte de los beneficios de estar protegido.

3. El seguro no paga

Esto es completamente falso. Una vez que recibes una póliza y la pagas, firmas un contrato con la aseguradora.

Este contrato, tiene cláusulas en las que la compañía se obliga a atenderte siempre que incurras en alguna de ellas.

El tema es que muchas veces no leemos cómo funcionan y nos sorprendemos cuando las aplica la aseguradora.

Por ejemplo, el seguro de auto no cubre normalmente el robo de autopartes como espejos o llantas.

Si quieres esta cobertura deberás contratarla como adicional. De lo contrario, la póliza especifica que este riesgo está excluido.

Tu obligación como asegurado es leer lo que estás contratando y, si no estás de acuerdo con algo, pedir que se cambie o cancelar el contrato, lo cual no tiene penalizaciones. Sólo se te descuenta el tiempo que el seguro te protegió.

Te puede interesar: Consejos para elegir la mejor aseguradora para tu auto

4. El seguro otorga un periodo de cobertura de un mes después de expirar

Este mito deriva de entender incorrectamente cómo funciona la cobranza de un seguro tradicional.

La Ley Sobre Contrato de Seguros (LSCS) establece que al comprar una póliza, tienes un periodo de 30 días para pagarla (totalmente), pero normalmente los coches se pagan de forma mensual, lo cual hace que comiencen a juntarse los pagos. Por ello, normalmente se hacen cargos frecuentes a una tarjeta bancaria.

Pero esto sólo aplica para el primer pago de la póliza, si no cubres los pagos puntualmente, el seguro se cancela.

Esta disposición tampoco aplica en caso de renovaciones, por lo que en este caso, debes cubrir inmediatamente el primer pago de la siguiente póliza porque no se considera como “primera vez”.

Y sobre todo, cuando una póliza termina su vigencia, hay que contratar otra inmediatamente o quedarás desprotegido.

5. Cada que uso el seguro, aumenta la prima

Es cierto que la aseguradora tendrá un registro de lo que “gasta en ti” por siniestralidad.

Por eso, si continuamente debe pagar indemnizaciones a terceros o reparaciones para tu auto, el precio de tu póliza aumentará.

De lo contrario, no sería costeable para la aseguradora tener autos asegurados con alta siniestralidad.

Lo ideal es ser cuidadoso al conducir y que uses tu póliza cuando, a pesar de ello, tengas un contratiempo.

Sin embargo, existen otras variables que también toman en cuenta, como el modelo del vehículo, la incidencia de robos que tiene esa marca en particular o el lugar donde circula.

6. Los objetos personales al interior del coche están protegidos por el seguro

Otro mito, la cobertura de robo parcial del seguro de auto, ampara autopartes que componen el vehículo como fue entregado.

Si tienes objetos personales valiosos dentro del coche, necesitas la cobertura de objetos personales, que frecuentemente se incluye en una póliza de casa-habitación.

Te puede interesar: ¿Cómo eligen los ladrones qué autos robar?

7. El precio de la póliza aumenta si tienes hijos

Esto es algo completamente falso, porque el tener o no hijos no afecta tus patrones de conducción.

La única salvedad sería que nombraras conductor habitual a tu auto a un hijo menor de 25 años.

Aquí sí cambiarías los patrones de conducción del coche porque, como lo comentamos arriba, este sector de la población es muy susceptible de tener percances al volante por su inexperiencia.

8. La venta de seguros por internet no es confiable y es más cara

Otro mito. Para que una empresa pueda vender seguros por internet, debe contar con autorizaciones legales correspondientes.

Sólo con estos permisos, puede acercarse a las diferentes aseguradoras para que les permitan vender sus seguros.

Es más, cuando haces el pago de la póliza, ya sea físicamente o vía electrónica, siempre debes pagar a la aseguradora directamente. Si se te pide que pagues a nombre de un tercero para que lleve el dinero a la compañía aseguradora, el intermediario puede perder su permiso para vender.

Además, estas empresas que venden por internet, normalmente consiguen condiciones especiales de las aseguradoras para hacer más atractivas sus ventas.

Por ejemplo, en ARCA, siempre puedes cotizar el seguro de tu auto con un descuento y somos la única opción en México que te permite contratar y descargar tu póliza automáticamente por internet.

9. La ubicación geográfica del vehículo afecta el precio de su seguro

Esto parece mito, pero en realidad es cierto. La ubicación geográfica sí determina el costo del seguro de auto.

En él se considera la posibilidad de que sufra daños por: habitar en una ciudad con mucho tránsito y accidentes viales, la incidencia de robos que hay en la zona donde transita o que sea afectado por desastres naturales como una fuerte inundación, un huracán o una alta sismicidad.  

10. No vale la pena asegurar autos muy viejos

Este tema es importante, debido a que en muchas localidades del país, el parque vehicular es viejo.

La gente considera que, al no poder recuperar mucho dinero por una pérdida total, no vale la pena contratar una póliza.

Sin embargo, no considera que también con un vehículo viejo puede causar el mismo daño a terceras personas.

Por eso es importante, por lo menos, contar con un Seguro de Responsabilidad Civil para estar protegido en estos casos.

Además, cuentas con servicios importantes como asistencia vial y defensa legal si requieres de un abogado o una fianza.

11. Las mujeres son malas conductoras y su seguro es más caro

Esta es una costumbre machista, más que un mito. Se dice que las mujeres no pueden conducir bien un coche. Pero esto es completamente falso.

Las estadísticas que maneja el sector asegurador en México indican que las mujeres son menos propensas a un siniestro o accidente.

Esto se debe a que manejan con más precaución que un hombre.

Por ello, algunas aseguradoras consideran este factor para ofrecer una tarifa más baja.

12. Es más caro cambiarse de aseguradora

También es un mito. Las aseguradoras frecuentemente compiten entre sí otorgando costos más accesibles a los posibles clientes.

De hecho, hay temporadas en las que ofrecen promociones como durante el Buen Fin, donde tienen precios con descuento o incluyen coberturas adicionales.

Lo recomendable es que cotices varias opciones antes de contratar o renovar, para que tengas un rango amplio de precios.

Ahora, si tienes diferentes seguros con la misma compañía, también puedes pedirles un descuento por ser cliente preferencial.

Conclusión

Todos estos mitos existen porque no conocemos cómo funcionan los seguros y nos acercamos a gente que más o menos los entiende.

Pero siempre lo mejor es acercarte con un profesional que te ayude a identificar tus necesidades como conductor y te ofrezca una baraja amplia de posibilidades para elegir, pero que también te asesore para que entiendas cómo usar tu póliza.

Para eso existen los agentes de seguros y en ARCA estamos a tus órdenes.

Lo único que te pedimos es no satanizar un producto que está diseñado para proteger tu patrimonio y tu tranquilidad.

¿Quieres saber más?

Related Post

Comentario

No hay ningún comentario en este artículo. ¡Sé la primera persona en comentar!

Deja un comentario

Botón ARCA - Blog de Seguros