Autos eléctricos VS autos a combustible ¿Cuál escoger?

Autos eléctricos VS autos a combustible ¿Cuál escoger?

Comprar tu primer coche ahora no es tan simple como hace un par de años; tenemos como ventaja nuevas opciones, pero eso podría complicar al comprador novato. ¿Es tu primera compra? Pudiera interesarte la comparativa entre un auto eléctrico, y uno “tradicional” a combustible. Para esta ocasión te resolveremos las dudas más comunes sobre el tema, ¡así que abróchate el cinturón y que comience el recorrido!

La historia del primer vehículo eléctrico es un misterio. Muchos atribuyen la creación del primer modelo de manos de Anyos Jedlik desde 1828, ¡sí, casi a más de 200 años! También se le atribuye a Thomas y Emily Davenport. ¿Qué caracterizaba a estos modelos?  En primera instancia, motores pequeños con poca autonomía, lo cual era el primer obstáculo.

Los vehículos eléctricos antiguos no se comenzaron a usar en público sino hasta 1852, ya que se tardó en hacer un modelo que utilizara baterías. Aun así, estas no eran recargables, lo cual ameritaba una nueva instalación cada cierto tiempo, aumentando más su costo de mantenimiento.

No obstante, como todo cambia al pasar los años, ya la barrera de la autonomía no es problema. Los autos electrónicos antiguos abrieron el camino para lo que hoy en día es una realidad más que palpable. Veamos si te conviene más ir por un modelo electrónico, o seguir en el modelo tradicional.  

Modelos disponibles y costo

Entre la gasolina y la electricidad existen un sinfín de diferencias. La energía no renovable, y contaminante basado en combustible tiene como ventaja que existen variedad de modelos. Sin embargo, poco a poco se han ido añadiendo más opciones para el ámbito de autos electrónicos. Nissan, Chevrolet y otros se han unido aportando al mercado.

JAC, es un fabricante chino que también se unió al mercado automotriz electrónico. Ha lanzado una gama completa de modelos para todo tipo de poder adquisitivo, lo cual abre oportunidades a cualquier comprador deseoso.  Y, no podíamos dejar de mencionar a Volkswagen, con su e-Golf.

Eso sí, el costo aún sigue siendo ligeramente superior a los autos convencionales. Aproximadamente entre 5.000 y 15.000 euros extra. No obstante, ten en cuenta que puedes ahorrar hasta 1.30 euros por litro de gasolina.

Modo de manejo

Aunque no lo creas existe diferencia en la forma en la que manejas tu auto electrónico si comparamos con los modelos a combustible. ¿Por qué? Puesto que no existen piezas mecánicas, tampoco existe transmisión, lo cual reduce considerablemente el ruido o las vibraciones generadas en carretera.

Lo silencioso se notará apenas tomes el control. En cambio, como es bien sabido los autos convencionales por combustible, para ofrecer dicho nivel de silencio, deberán acelerar un poco y mantener la velocidad estable.

Otras pequeñas diferencias se encuentran a lo largo de las ciudades en España, y otros países, ya que el aparcamiento de los autos electrónicos es gratuito. Solo deberás buscar plazas de recarga o “zonas azules”. Teniendo en cuenta esto, puede haber un ahorro de hasta 200€.

Gastos adicionales, mantenimiento y otros

El mantenimiento de un auto electrónico es mucho menos complejo de lo que puede llegar a ser uno de combustión. Solo piénsalo, el diseño implica menor cantidad de piezas, y la mayoría (por no decir ninguna) es inmóvil. El motor eléctrico no somete a sus piezas a altas temperaturas ni presión, por lo que suelen tener mayor vida útil.

No necesitarás cambios de aceite, ya que el motor no lo utiliza. Si acaso puede que requiera cambios de la correa de distribución, y solo cada cierto tiempo. Por ende, el coste es mucho menor.

¿Qué te parece? Viendo cada una de las diferencias, debes tomar en consideración que el coste total de auto eléctrico es alto al momento de su compra, sin embargo, a largo plazo se reducen considerablemente. Por otro lado, existen más modelos a escoger para el ámbito de los autos a combustible. Te esperamos para una próxima entrada, ¡no te la pierdas! 

Te podría interesar

Comentario

No hay ningún comentario en este artículo. ¡Sé la primera persona en comentar!

Deja un comentario