¿Cuándo reemplazar la batería de tu auto?

Checa si tu vehículo tiene multas rellenando tres datos

Datos enviados, revisa tu correo, ahí podrás revisar la información solicitada.

¿Cuándo reemplazar la batería de tu auto?

La importancia de la batería de un auto

Una de las peores sensaciones como conductor es que al momento de entrar al auto e intentar encenderlo no arranque. Entre las distintas fallas que pueden existir en un vehículo, una de las más comunes tiene que ver con la batería.

No se trata de un simple accesorio. La batería de un automóvil tiene funciones primordiales y una en mal estado es un riesgo latente. Por ejemplo, su principal tarea es ser una fuente eléctrica para poner en marcha el motor de arranque de tu auto. En otras palabras, si falla, el auto no encenderá. ¿Te ha pasado?

Otra función, que indirectamente amarás, es que gracias a la batería puedes tener todo el equipo de tu auto funcionando. Lo anterior debido a que la batería es un estabilizador de voltaje del sistema eléctrico del automóvil. Sin ella, simplemente no sería posible tener el estéreo funcionando o siquiera conectar el cargador de tu celular.

Además, en un sentido similar a una pila, acumula energía. Es capaz de proveer de energía eléctrica por un tiempo limitado a los circuitos electrónicos y eléctricos del automóvil. Imagínate, sin la batería sería imposible encender tus intermitentes una vez apagado el auto.

De ahí la importancia de una revisión constante a la batería de tu auto. De ella dependerán acciones que van desde el funcionamiento de la alarma, hasta encender el vehículo.

 

Tips que te ayudarán alargar la vida de tu batería

Antes de llegar a saber cuándo reemplazar la batería de tu auto, debes conocer cómo puedes alargar su vida. Aunque no lo creas, existen hábitos que podrían ayudarte a ahorrar en la compra de tu batería pronto.

Instalaciones eléctricas

Si eres de los que gustan de agregar accesorios, como un potente equipo de audio, cuidado. El principal problema de este tipo de acciones es la calidad y tipo de instalación que se realiza. Si los cables o conexiones no están perfectamente aislados, ocurrirán pequeños cortos, los cuales generan descargas y a mediano plazo, acortan la vida útil de la batería. Este problema se acentúa aún más cuando tu auto está apagado.

Accesorios innecesarios

Ligado al punto anterior, recuerda que la batería tiene una capacidad y resistencia necesaria para funciones específicas del auto. En otras palabras, si incrementas el número de accesorios ajenos a los incluidos de fábrica en el vehículo, la batería deberá trabajar ‘tiempo extra’. Como resultado, la sobrecarga de trabajo en la batería reducirá el tiempo de función óptimo.

Auto sin movimiento

Otro factor que afecta a las baterías es que el auto no esté en movimiento por mucho tiempo. La inactividad impide que el alternador recargue la batería, por lo tanto, después de un lapso, morirá. En estos casos, lo recomendable será que un técnico especializado evalúe si dicha batería puede ponerse a cargar o se deberá comprar una nueva.    

Uso con motor apagado

Si eres de lo que gustan estacionarse, apagar el auto y encender el radio para amenizar una reunión entre amigos, esto podría no ser la mejor opción. El uso de corriente eléctrica en un auto detenido ocasiona que se descargue la batería después de un tiempo. El problema se acentúa con baterías que ya tienen una larga vida de utilización.

Mantenimiento especializado

Cada vez es menos común que las baterías requieran mantenimiento periódico. Sin embargo, ante cualquier falla, la mejor opción es que un técnico la revise. Olvida los remedios del vecino, incluso, si necesitas que te pasen corriente, lo mejor es que lo haga un profesional. Un error en la técnica de pasar corriente podría ocasionar daños en la computadora o sistema eléctrico. Evita daños más costosos.

 

¿Es momento de reemplazar mi batería?

Si bien un técnico especializado tiene la última palabra, existen algunas situaciones que te avisarán que algo anda mal con la batería. De forma general te damos algunos tips que te podrían ayudar a intuir que la hora de comprar una batería nueva se acerca.

Problemas con el arranque

Como lo describimos más arriba, la primera función que tiene la batería es ayudar a suministrar energía en el arranque. Por lo tanto, si al girar la llave notas que el arranque es más lento que el de costumbre, la batería podría estar dándote un aviso. Antes de que la falla sea permanente y no puedas encender tu auto, te recomendamos que un técnico revise el problema.

Falla en componentes eléctricos

Además del arranque, la batería se encarga de ayudar al funcionamiento de todos los componentes del auto. En este caso, si notas alguna falla, lentitud o falta de potencia, por ejemplo, en las luces, es una señal de alerta. Incluso, lo notarás cuando utilizas más de un componente al mismo tiempo. Por ejemplo, si enciendes el radio, los faros y el limpiaparabrisas.

Luz de advertencia en el tablero

Debido a que la falla es algo, hasta cierto punto, común, los fabricantes de autos han dotado de un aviso de batería en el tablero. En caso de un problema, muy probablemente se encenderá la luz del tablero. Aunque el aviso de batería no es determinante para decir que ya la debes reemplazar, es una señal que te previene de una falla eléctrica. La mejor solución es acudir a un técnico que certifique qué anda mal.

Aspecto extraño de la batería

De vez en cuando es importante una inspección visual al vehículo, como revisar nivel de aceite y anticongelante. Otro elemento que es susceptible a la vista es el estado de la batería. Si al mirar notas sarro en las terminales, humedad o la batería está ‘hinchada’, esto no es normal. Recuerda que una batería tiene elementos químicos en su interior, en consecuencia, una reacción anormal conlleva a un mal funcionamiento y por lo tanto, a su posible sustitución.

Vida promedio

Aunque pocas personas lo tienen en mente, sí existe un promedio de vida en una batería en óptimas condiciones. Pese a variaciones entre fabricantes, en promedio, una batería debe durar cinco años. Una vez rebasado ese tiempo, podrías experimentar fallas, por lo que deberás pensar en cambiarla.

Para evitar cualquier contratiempo, no es mala idea que tu batería sea revisada por un profesional para ver cuánto tiempo de vida le queda. Tal vez, ya estás en ‘tiempo extra’.

 

¿Qué hacer si la batería de mi auto falla?

Una de las ventajas de poseer un seguro de auto es la asistencia vial a la que tienes acceso. Según la póliza que tengas contratada, en caso de que te quedes varado porque tu batería se descargó, tienes dos opciones.

Una es solicitar auxilio vial para que un especialista acuda a brindarte servicio de pasar corriente a tu auto. En este caso, debes estar tranquilo, pues estás en manos de un profesional, con lo que garantizas que no habrá un daño a los componentes de tu vehículo.

Otra alternativa es el arrastre de tu unidad con una grúa. Si tu vehículo no enciende, podrías solicitar que sea llevado a un taller mecánico o a tu domicilio, para que tu técnico de confianza revise el auto.

Como ves, las ventajas de tener un seguro no sólo aplican en caso de sufrir un choque, también puedes echar mano para estos sucesos inesperados.

 

¿Quieres saber más?

Comentario

No hay ningún comentario en este artículo. ¡Sé la primera persona en comentar!

Deja un comentario

Botón ARCA - Blog de Seguros